jueves, 24 de diciembre de 2009

Lázaro

Hace tiempo que permanece escondido, dejándose llevar por el azar de su memoria y la fluidez de su absurda historia. Pensando en el significado de su existencia, sin encontrar respuesta. Sus holgados e inmundos ropajes, apenas si cubren su esquelético cuerpo en estado de descomposición. Las bacterias y los parásitos jamás terminaron de realizar su trabajo, aunque el olor a podrido y el moho siguieron acrecentándose en gran parte de su ser.

Por más de dos milenios ha vagado por el mundo, provocando la más funesta repulsión. Lo han llamado; monstruo, zombie, vampiro y hasta un simple y vulgar chupa cabras.

Pero ya no sufre, porque se acostumbro al dolor. Ya no llora, porque sus lágrimas como ácido le quemaban sus mejillas. Ya no siente coraje, ni odio por los hombres que tienen oportunidad de morir. Porque sabe que ese celo lo haría terminar con ellos, erradicando de la tierra su huella.

Por eso ahí oculto, con su rostro lacerado por el mortecino pasar de los años, permanecerá con un solo pensamiento en su maltrecha mente; ¿Por qué fue resucitado?

9 comentarios:

El merodeador mañanero dijo...

Ya no más discusiones, si fue un ruso o un danés el padre del existencialismo.

Felices Fiestas... seguiré leyéndote en el 2010!

Martín dijo...

Que buena reversión de la historia que nos contaron. Me dejas pensando si no puede ser verdad. Muy bueno!

el marido de la portera dijo...

Me ha encantado tu relato. Ha sido una suerte encontrar un blog como el tuyo y leerte. Volveré

Un saludo

Víctor dijo...

Hombre, venía del blog de Marido, pero no me esperaba encontrar aquí a Martín. Bueno, mejor que mejor. Voy a ver qué más tienes por aquí, que este relato me gustó.

Un saludo.

Lauri dijo...

Que resurrección espeluznante... Un tema por demás original, y muy interesante tratamiento.
Gracias por dejarme tus saludos, y desde luego, también te deseo muy feliz año, ¡¡¡y que siga nuestra comunicación via blogs!!!
¡Mis cariños!

carlos dijo...

Eternamente Bueno, Espero La Resucitacion De La Segunta Parte

Guillermo dijo...

Muy bueno.....creo que fue inspirado en algo o en alguien que conoces a la perfección.

Belén dijo...

La verdad es que no me he encontrado en ese proceso, pero probablemente pensaría lo mismo...

Besicos

Javier Alfaro Martínez dijo...

Gracias por su visita y amables comentarios.

Saludos.